Categorías de productos
Aplicaciones
Marcas

Equipo de prueba de proceso de oxígeno

Categorías de productos Aplicadores de películaCámaras AmbientalesEquipo de prueba ambientalEquipo de prueba BebidasEquipo de prueba de proceso de oxígenoEquipo de prueba Empaque FlexibleEquipo de prueba Empaque MetálicoEquipos de inspección de tintas y recubrimientosEquipos de medición de propiedades físicasEquipos de prueba de materialesEquipos de prueba de papel y pulpaGama Profile/Plus de TechnidyneGama Test/Plus de TechnidyneMáquinas de ensayo universalesMicrómetrosProbadores de niebla salina
Marcas C&W Specialist ProductosCMC-KUHNKE ProductosEagle Vision Systems ProductosMessmer Büchel ProductosOxySense ProductosQuality By Vision ProductosRay-Ran ProductosSteinfurth ProductosSystech Illinois ProductosTechnidyne ProductosTesting Machines Inc ProductosTM Electronics ProductosTQC Sheen ProductosUnited Testing Productos

Tecnologías que transforman la empresa con beneficios de big data

28 enero 2022

Tecnologías que transforman la empresa con beneficios de big data

Desde los fabricantes de alimentos hasta los de automóviles, pasando por las empresas farmacéuticas y las constructoras, los big data tienen el potencial de causar grandes trastornos. No sería dramático decir que las revolucionarias oportunidades que presenta la era de la Internet de las Cosas (IoT), combinadas con el conocimiento que se obtiene cuando una organización libera el poder de los datos que genera, cambiarán la cara de los negocios en todo el mundo.

¿Qué es el Internet de los objetos? (IOT)

En los últimos años se ha hablado mucho del «Internet de los objetos» (IoT).

Pero, si lo reducimos, ¿qué significa esto realmente? En pocas palabras, describe la red de objetos físicos que vienen incorporados con sensores, software y otras tecnologías. Estos objetos están ahí para permitir conexiones más fluidas e intercambio de datos con otros dispositivos y sistemas a través de Internet.

Ya ha tenido un gran impacto en el sector de los envases, concretamente en las empresas que trabajan con metales, papel, películas o materiales compuestos. La IoT es capaz de hacer que la producción sea más eficiente y que la resolución de problemas sea cada vez más eficaz, mientras que el potencial de los datos compartidos y en tiempo real seguirá fomentando procesos de control de calidad más sabios en el futuro. Esto protegerá la reputación de las empresas y mantendrá a los consumidores más contentos y, en algunos casos, también más sanos.

¿Qué es el «Big Data»?

La creciente digitalización de la fabricación, el impacto del IoT y la llegada de los envases inteligentes significan que las empresas están recopilando enormes cantidades de datos, más de los que los análisis tradicionales pueden manejar. Y aquí es donde entra el concepto de «Big Data».

Es un término que se utiliza para describir las enormes y sofisticadas series de datos recopilados en todos los aspectos de una organización. Los grandes datos, y la forma en que los analizamos y aprendemos de ellos, están mejorando la forma en que el mundo utiliza la información empresarial.

Sin embargo, el hecho de que las organizaciones tengan acceso a esta valiosa información y al potencial de transformación de la empresa que ofrece, analizarla de forma eficaz y aprovechar al máximo su potencial es un obstáculo para muchas. Todavía es pronto, pero en los próximos años podemos esperar ver un aumento de la recopilación y el examen de big data en un amplio abanico de sectores.

¿Cómo de inteligente es su envase?

Antes de adentrarnos en el impacto del big data en el sector de los envases, dediquemos un tiempo a explorar cómo los envases pueden generar más información útil para maximizar la eficiencia y reducir los residuos.

El concepto de «envase inteligente», aún incipiente, pretende reforzar los canales de comunicación en toda la cadena de suministro, desde el fabricante hasta el consumidor. Las empresas con visión de futuro están equipando sus envases con sensores e indicadores que pueden controlar una serie de variables importantes, garantizando que sus productos lleguen en las mejores condiciones.

A medida que nos acercamos a 2022, cada vez más empresas equipan sus envases con etiquetas RFID (identificación por radiofrecuencia), NFC (identificación de campo cercano) o incluso Bluetooth. Los datos generados permiten una capacidad de seguimiento más sofisticada, lo que ayuda a tomar decisiones mejor informadas, con mayor rapidez.

El potencial es enorme. Cualquier cosa, desde el tiempo de almacenamiento hasta la temperatura y la frescura de un producto, puede medirse con la tecnología adecuada, con una gran cantidad de datos que se envían al fabricante para su análisis. Esto permite a las organizaciones informar a la base cuando las cosas van mal o pueden mejorarse.

En el pasado se confiaba en las fechas de caducidad y en la inspección visual del producto para obtener información. Ahora se pueden comprobar las condiciones del paquete (tanto en el interior como en el exterior). Los sensores reaccionan a diferentes estímulos ambientales. Imagínese, por ejemplo, que un productor de alimentos congelados supiera que sus productos se han descongelado durante un periodo potencialmente peligroso después de salir del almacén: esta información le ayudará a garantizar la calidad y la seguridad de los alimentos antes de que lleguen al cliente. En última instancia, los datos les permiten protegerse contra cualquier daño a la reputación… ¡además, puede empujarles a encontrar rutas más fiables para llegar al mercado!

¿Qué puede derivarse de los Big Data y cómo afecta a la garantía de calidad y al control de calidad?

Puedes tener todos los datos del mundo, pero no sirven de nada si no los analizas con eficacia. Sin embargo, con el enfoque adecuado -traducido y entendido de forma perspicaz- los big data son una poderosa herramienta para maximizar la eficacia de los procesos de garantía y control de calidad.

Cuando se capta y se lee con intención, ofrece una visión omnipotente de sus productos y de su forma de fabricarlos. Puede utilizarse para agilizar la gestión de recursos, optimizar los esfuerzos de I+D y el desarrollo de productos, al tiempo que fomenta una toma de decisiones más inteligente. Puede ayudarle a fabricar envases de mejor calidad con menos residuos, lo que a su vez reduce los costes y le ayuda a seguir siendo competitivo. Todo esto puede ocurrir mientras su reputación está protegida en un mundo obsesionado con la sostenibilidad y la protección del planeta.

Con una información más sofisticada se puede determinar el origen de los fallos, los defectos y los problemas más comunes casi en tiempo real, de forma más rápida y con mayor precisión.

Los macrodatos le permitirán conocer mejor el funcionamiento de sus líneas de producción y envasado, un complemento perfecto para su empresa que puede maximizar la eficacia de toda la supervisión de la garantía de calidad y el control de calidad.

Mirar hacia atrás para avanzar

No sabes a dónde vas si no sabes de dónde vienes. Tomemos el ejemplo de un fabricante de latas; después de estar en el negocio un tiempo, una empresa es probable que genere montones de datos en todos los aspectos de la operación. Desde la velocidad de las líneas de producción, pasando por la eficiencia de la maquinaria, hasta la proporción de latas defectuosas fabricadas.

Gran parte de esta valiosa información se archiva para acumular polvo y no vuelve a ver la luz del día. Pero el poder de la analítica de big data desbloquea y libera su potencial de una manera que tradicionalmente no se creía posible.

La introducción de información histórica en sistemas analíticos modernos e interconectados le permitirá comprender mejor si las máquinas que utiliza son adecuadas para su propósito. Permite a las empresas comprender dónde se han producido errores comunes y cómo los ajustes podrían conducir a resultados más eficientes y de mayor calidad.

Solución de problemas en tiempo real

¿Qué le parece el tiempo de respuesta casi instantáneo a los problemas de calidad y desempeño? La analítica de big data refuerza la capacidad de una organización para atacar un problema inmediatamente.

Su equipo de prueba y medición puede ser lo suficientemente sofisticado como para avisarle cuando algo salió mal, deteniendo las líneas de producción para evitar que un paquete dudoso llegue a la cadena de suministro. Pero normalmente esto sigue a un periodo de consideración y análisis por parte del equipo de supervisión.

Hoy en día, la tecnología detecta los defectos de los productos y los problemas de línea con mayor rapidez y precisión que el ojo humano. Puede utilizar todos los conjuntos de datos, pasados y presentes, para identificar automáticamente cómo y por qué las cosas han ido mal. Y, a continuación, determinar y presentar las soluciones estratégicas disponibles para corregir la situación sin ralentizar la producción.

Esta auditoría instantánea de su operación no sólo puede ahorrar tiempo y dinero, sino también evaluar dónde podrían mejorarse sus procesos para reducir el desperdicio de productos y energía, disminuyendo su impacto medioambiental general.

Dentro, no fuera, con el viejo

Una de las mayores inversiones de un fabricante es el equipo mecánico de alta resistencia que utiliza en la línea de producción. Por ello, muchas organizaciones pueden ser reticentes a la hora de sustituir los equipos heredados, incluso cuando existen alternativas más eficientes.

Es posible que muchas máquinas de confianza deban seguir siendo manejadas manualmente de forma aislada y que cuenten con sistemas de control informático autónomos. Y aunque a una empresa le gustaría incorporar una tecnología más ágil e interconectada… puede que el presupuesto no alcance para tanto.

Pero la revolución de la tecnología IoT ha hecho que las empresas especializadas ofrezcan todo tipo de artilugios para que incluso los equipos más veteranos se adapten a las exigencias del entorno de producción moderno. El coste de los sensores del IoT, que antes eran caros, está bajando rápidamente y ahora es cada vez más fácil conectar los equipos heredados a la era moderna, ofreciéndoles una nueva vida al transformar su capacidad para comunicarse y compartir los análisis de big data de una manera moderna y sofisticada con sus homólogos más jóvenes.

Potencial de transformación de la empresa

El análisis de big data y el IoT tienen el potencial de hacer que todas las empresas de fabricación sean más eficientes y ecológicas. Si se recopila y evalúa adecuadamente, puede orientar sus esfuerzos de I+D -para garantizar que no se repitan los errores del pasado- y perfeccionar sus funciones de control de calidad. Lo hace al tiempo que le ayuda a comprender y cuantificar el riesgo para que pueda identificar oportunidades más rentables en el horizonte.

En pocas palabras, el big data ofrece a las organizaciones con visión de futuro una gran oportunidad de salir adelante si están dispuestas a aprender a generarlo, a recopilarlo con eficacia y a utilizar la inteligencia que ofrece de forma estratégica.

Dado su potencial para reducir los residuos, optimizar el uso de la energía y reforzar los esfuerzos de I+D de una empresa con más y mejor información, es una herramienta especialmente útil para los fabricantes de envases. Esto se hará más evidente en los próximos años, ya que los consumidores exigen productos y prácticas laborales más ecológicamente sostenibles a las marcas que apoyan.

 

Noticias relacionadas